Desde Rayma hasta Zapata: las verdades incuestionables.

(caricatura de Zapata por Rayma)

El día de ayer tuve una pequeña discusión con algunos amigos y con la ilustradora venezolana Rayma por una denuncia que ésta hizo por Twitter. Aclaraba, en su cuenta, que "La falta de ideas y argumentos en el chavismo propagandero los obliga a agarrar mis dibujos y ponerles textos falsos con mi firma ..Mosca !". Sin embargo, no ponía ninguna fuente de su denuncia y, de hecho, yo no he podido encontrar esos dibujos modificados. Quiero aclarar que no estoy diciendo que no existan tales viñetas. Estoy sólo diciendo que en su denuncia sólo puso al crimen pero no dio las pruebas.

Al verlo le respondí que de ser cierto había que denunciarlo a las autoridades y estar en contra de una actitud así por parte de los simpatizantes del gobierno, pero que también habría que estar en contra del caso Zapata. Eso no le gustó nada a Rayma y me llamó mentiroso, chismoso y demás.

Pequeño paréntesis de actualidad: todas las caricaturas dirias que publica Zapata en El Nacional desde hace un buen tiempo no son más que reciclajes de dibujos viejos con mensajes no escritos por él. El gran artista venezolano sufrió un ACV y desde entonces está imposibilitado. Esto lo sé desde el año pasado y he escrito a El Nacional, a quien maneja la cuenta de Zapata, y la única respuesta que había recibido hasta ayer era el silencio total. Cuando lo supe me molestó porque admiro muchísimo al caricaturista criollo y me parece una gran falta de respeto, de moral, de ética, utilizar sus dibujos. No me han respondido muy claramente así que no estoy seguro si él dio el permiso para ser explotado de esta forma. En todo caso, con o sin permiso, me parece triste y sobre todo manipulador.

Rayma y yo sostuvimos una conversación por mensajes en las que ella, a pesar de tratar de hacerle entender por qué me parecía incorrecto y recordándole que soy seguidor de su trabajo y del de Zapata, solamente me agredió, al punto de bloquearme cuando no le gustó más la pregunta. En ningún momento llegué a insultarla porque no creo que sea ni necesario ni oportuno. El punto de quiebre de Rayma fue haberle preguntado por segunda vez lo siguiente "¿Me puedes decir con propiedad que todos los mensajes publicados por Zapata son de su autoría?". Durante toda la conversación lo único que le interesó a la caricaturista fue saber quién era mi fuente, desesperadamente, y siguió diciéndome que no dar la cara era de mediocres, cuando yo estaba dando la cara como denunciante del hecho, la de mi fuente directa no puedo darla sobre todo porque ella no quiere denunciarlo.

Después de todo esto concluyo lo que he visto durante esta loca semana de redes sociales opositoras y chavistas en contrapunteo mediático y cerrados más que nunca a dialogar, creyéndose dueños de una sola Verdad, sin ver nada dentro de sí mismos. Rayma, por ejemplo, es víctima constante de ataques de simpatizantes del gobierno que la insultan en las redes sociales, llamándola de todo, pero lo cierto es que ella tampoco hace nada por intentar comprender el odio que ha suscitado y, quizás por costumbre o por carácter, ahora mismo actúa así contra quienes no estamos atacándola.

Esto me hace pensar a las declaraciones de Maduro y de muchos chavistas sobre la cacería de Brujas en un posible escenario donde la oposición llegase a la Presidencia. En este momento sé que está ocurriendo por parte del gobierno y es esto mismo lo que no me hace confiar en el bipartidismo, porque a pesar de que Venezuela está polarizada entre lo que parecen dos sistemas de gobierno, la verdad es que la mayoría de los opositores y de los chavistas comparten más cosas de lo que sospechan, como la forma de debatir y de condenar.


(mural de Zapata en Caracas)

Me parece triste que Zapata ahora no pueda servir al arte y no soy indiferente al sufrimiento de su familia ni el de él, pero no por ello puedo aprobar la mentira, así como entendía que la oposición pidiese al gobierno revelar la información sobre la salud de Chávez y no estaba de acuerdo con los chavistas que pedían respeto a sus familiares. Pero se hablaba, con respecto a Chávez, de la necesidad de la verdad, de que el pueblo necesita saber las cosas como están, y por otra parte un periódico opositor como El Nacional no nos dice la verdad sobre uno de nuestros grandes artistas y sobre lo que diariamente nos ofrecen. Y sí, claro que Chávez no es Zapata ni viceversa pero se trata de cómo nos enfrentamos a las cosas y cómo juzgamos lo que está bien y lo que está mal de manera parcializada.

Si de verdad queremos cambiar las cosas en el país necesitamos abrir un diálogo con nuestro opuesto, un diálogo para escuchar, así como hay que leer periódicos y ver canales chavistas, opositores y ninís, porque si durante todos estos largos años no se ha aprendido nada es porque cada uno ha vivido en su burbujita, hablando pestes de las otras burbujas, sin confrontarse. En 14 años no ha habido un debate político televisado entre presidentes, no ha habido ni siquiera entre parlamentarios una conversación de esas que hacía Oscar Yánez, sólo gente hablando a su gente, poniéndose límites, cabezas que asienten, focas que aplauden, ningún sentido crítico, sólo defensa de verdades incuestionables.

Giulio Vita

POPULARES